Realizan saneamiento forestal en el ANP Bosque La Primavera

 

 

La presencia de plagas y enfermedades en el arbolado forestal es uno de los grandes factores que contribuyen a la degradación de bosques y selvas. Para atender esta problemática, la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet), el OPD Bosque La Primavera y el Fideicomiso para la Administración del Programa de Desarrollo Forestal del Estado de Jalisco (Fiprodefo), llevaron a cabo durante cinco meses un proyecto de saneamiento forestal en el Área de Protección de Flora y Fauna Bosque La Primavera, en los predios que son propiedad del Gobierno de Jalisco -Agua Brava y Llano Grande-.

 

Este viernes, la brigada comunitaria que se conformó en el Ejido de San Agustín, finalizó las acciones de sanidad que se realizaron en un polígono de 380 hectáreas, se intervinieron 4 mil 828 árboles, en los cuales se desarrollaban más de 23 mil ejemplares de muérdago (Psittacanthus calyculatus), planta hemiparásita que afecta el arbolado maduro, se propaga fácilmente y puede causar su muerte.

 

El director del OPD Bosque La Primavera, Marciano Valtierra Azotla, detalló que “se hicieron podas a las ramas infestadas por muérdago, considerando que no rebasaran un porcentaje mayor a 25 por ciento de la copa del árbol, previniendo también la intervención a árboles que fungieran como madrigueras o sitios de anidación para evitar el abandono por parte de la fauna que está presente en estas áreas”. Las acciones se hicieron con acompañamiento técnico de la Semadet y Fiprodefo.

 

La especie del hospedante correspondió principalmente al Quercus spp, aunque también se identificó la presencia de esta planta hemiparásita en los géneros de Acacia, Lysiloma y Diphysa.

 

Cabe señalar que se realizó un diagnóstico previo de infestación de plantas parásitas para determinar el polígono de intervención, que a su vez fue autorizado por la Comisión Nacional Forestal. La superficie total de los predios en los que se realizó el diagnóstico e intervención es de 5 mil 774 hectáreas, el 18 por ciento representan el Área Natural Protegida, predominando el bosque de encino y bosque de galería en un 88%, seguido del bosque de coníferas en un 8 por ciento.