Mensaje pronunciado por el Gobernador del Estado, Aristóteles Sandoval, para anunciar las medidas frente al incremento en combustibles.



Pronunciado por: 
Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, Gobernador del Estado de Jalisco
Fecha: 
Domingo, Enero 8, 2017

Gracias a todos los compañeros de los medios de comunicación, su importante presencia, agradecer por supuesto a los distintos sectores, líderes empresariales, industriales, de los trabajadores sobre todo, también al sector académico de nuestras universidades, señores rectores, a los poderes del estado, judicial, legislativo.
 
Informarles que tuvimos una reunión, la cual ha sido muy provechosa, donde se hizo distintas aportaciones para seguir adelante, para superar la adversidad y sobre todo esta crisis, asumirla con oportunidad, el desarrollo, para beneficiar sobre todo, proteger a las clases más vulneradas, a las que menos tienen, seguir el impulso de desarrollo económico que ha venido teniendo Jalisco en su liderazgo en el entorno nacional y garantizar que avancemos con armonía en nuestro estado.
 
En días pasados el alza en los precios de combustibles cimbró al país. Jalisco, particularmente, quedó en una situación comprometida con el costo de la gasolina más alto a nivel nacional.
 
Por supuesto, esta situación devino en molestia. No es para menos. El incremento en combustibles se encuentra por encima del nivel de la inflación y también muy por encima del incremento en el salario mínimo.
 
Reitero mi solidaridad plena con los jaliscienses. Hago propio el enojo y la frustración. Hago mía su molestia y la comparto a cabalidad. Sé que este 2017 arranca cuesta arriba, cuanto más para aquellos que menos tienen, para los más desprotegidos.
 
Hoy quiero darles a conocer las medidas que como gobierno estatal adoptaremos con un único fin: que Jalisco siga adelante.
 
Mi objetivo no es justificar el gasolinazo como tampoco sacar dividendos de la molestia de la gente creándoles falsas expectativas sobre su abrogación.
 
Mi objetivo eshacer frente a la situación. Y aunque en estos momentos se antoje difícil mirar hacia delante, es preciso sacar del enojo el ímpetu y hacer de la crisis un llamado a la acción.
 
Los tiempos actuales nos llaman a la congruencia y la empatía con la sociedad. Tengan por seguro: sé lo que están sintiendo.
 
Con este espíritu, quiero anunciarlas primeras medidas para hacer frente a la situación actual y mitigar los efectos del alza en combustibles, para que Jalisco no se detenga.
 
Los jaliscienses tienen en su Gobernador a su principal aliado para manifestar su enojo.Alzaré la voz, así lo he hecho en el pasado y así lo seguiré haciendo en el futuro.  
 
Enfrentaremos esta adversidad como jaliscienses codo a codo, con determinación y en paz.
 
La primera medida que quiero anunciar es la siguiente: no habrá aumento al transporte público. Tampoco habrá subsidio. Punto.
 
Mi gobierno no va a ser el de la regresión. No vamos a incentivar con subsidio el modelo del pasado en el que el gobierno consentía la ineficiencia de los transportistas dejando en medio a los usuarios y a la población.
 
No vamos a dejarnos presionar por grupos de transportistas que durante años se han negado a transitar a un modelo ruta-empresa que beneficie al usuario.
 
Si los alcaldes metropolitanos quieren subsidiar, adelante, que se junten y lo hagan, y después hay que explicar a la gente que utilizarán los impuestos de todos en favor de unos cuantos que no han querido cambiar.
 
Mi gobierno no va hacer tal cosa. Lo que sí va a hacer es perseverar en la idea de que el cambio de transporte pasa por el cambio de modelo ruta-empresa, dejar atrás el modelo hombre-camión.
 
Por eso todo aquel que quiera transitar a este nuevo modelo renovando su unidad y cumpliendo los demás requisitos, recibirá nuestro apoyo, en especial aquellos que con visión de futuro y de manera inteligente opten por el uso de gas natural que reduce en 90 por
ciento las emisiones de las partículas más contaminantes y además es 35 por ciento más barato que el diésel.
 
Subsidiar el diésel es subsidiar el pasado, es retrógrada, aberrante por sus efectos ambientales.
 
Por eso, con la mira puesta en el futuro, apoyaremos el tránsito a unidades de gas natural, hibridas y eléctricas. Esto desde nuestra lógica, es lo más inteligente.
 
Cambiar el circulo vicioso por uno virtuoso: beneficiar el usuario cuidando el medio ambiente y, de paso, detonando a partir de la ruta-empresa un modelo rentable para quienes se dedican al transporte.
A los que insistan en seguir en el pasado, a los que prefieran llevar a la ciudad a un paro bajo el auspicio de quienes hoy proponen entregarles un subsidio, desde ahorita les digo: mi gobierno no se va a mover ni un milímetro, más aún, la sociedad en su conjunto: estudiantes, trabajadores, sociedad civil organizada, jefas y jefes de familia, no nos vamos a mover un milímetro en esto que es hoy una causa común: que el transporte público se transforme y que la carga de esta transformación no la lleve la ciudadanía.
 
Por eso instruyo a los titulares de las secretarías de movilidad y finanzas, así como al secretario general de gobierno a que a la brevedad den a conocer a los transportistas y a la opinión pública, el planteamiento de apoyos que tenemos para aquellos que sí han decidido sumarse ya, sin concesiones, sin más retraso, sin más pretextos, al formato ruta-empresa.
 
Del mismo modo, instruyo al secretario de movilidad a que aquellos transportistas que opten por la afectación a los usuarios mediante el paro, sean sujetos a procedimiento inmediato para el retiro de la concesión.
 
Quiero que haya absoluta claridad: antes de subsidiar al transporte, el gobierno prefiere invertir en unidades propias y garantizar el servicio.
 
Otra acción contundente que quiero informar es que vamos a liquidar al SISTECOZOME, reconozco el esfuerzo de quienes hoy están al frente, pero la situación es insostenible, y no voy a tolerar ineficiencia en las empresas públicas de transporte. Vamos transformar Servicios y Transportes en una empresa capaz de brindar el servicio que requiere la ciudad en paralelo con los transportistas que se sumen al esquema que el gobierno está planteando.
 
Pido encarecidamente a la sociedad jalisciense su respaldo. A cambio ofrezco absoluta determinación.
 
La segunda medida que hoy anuncio es que nos vamos a apretar más el cinturón, el gobierno debe asumir su responsabilidad en esta crisis, sin trasladarle, los costos a las personas.
 
En alcance a las medidas de austeridad anunciadas a principios de mi mandato que derivaron en la reducción de 10 por ciento salarial en funcionarios de primer nivel, desaparición de seguros médicos privados, telefonía celular y vehículos de lujo, hoy anuncio reducción de 50 por ciento en el consumo de gasolinas en el gobierno, salvo los vehículos operativos, prioritariamente policía, salud y protección civil, que estos podrán hacer uso de su 100 por ciento.
 
Paralelamente, concluiremos el sexenio sin un sólo peso de aumento en salarios de funcionarios de primer nivel incluyendo el gobernador. Tomando el factor inflacionario en términos reales en estos seis años, los salarios de los altos funcionarios de mi administración se van a reducir en 40 por ciento su salario derivado de la reducción de 10 por ciento que hicimos al inicio del sexenio y del no crecimiento ni siquiera de la inflación en todo el sexenio.
 
Seremos la primera administración en la historia de este estado que no sólo no crece los salarios sino que los decrece, nosotros sí entendimos desde el primer día que la gente estaba harta de los altos sueldos de los políticos y de la burocracia.
 
Nosotros sí entendimos que la gente está harta de los altos sueldos de los políticos y de la burocracia.
 
He ordenado reducción del 30 por ciento en gastos de comunicación social, mismo porcentaje en gastos de representación y eventos. Del mismo modo, he instruido a todas las dependencias a que en los próximos dos años renueven al menos el 10 por ciento de su parque vehicular por autos híbridos y eléctricos. Asimismo, que se lleve a cabo la conversión del 50% a gas natural.Esto no significa sumar más autos al parque vehicular, sino sustituir por vehículos menos contaminantes y ahorradores de combustible.
 
Asimismo, he pedido a la subsecretaría de administración que reduzca a cero el parque vehicular de alto cilindraje para funcionarios públicos –salvo en los casos de vehículos para la seguridad- no podrán tener vehículos de 8 cilindros con cargo al erario.
 
La tercer medida, crearemos “Fondo para la Contingencia de la Economía Familiar 2017”;  este fondo debe iniciar al menos con mil millones de pesos y se utilizará para fondear todas las medidas y programas para reducir el costo de esta crisis económica en los sectores de la población que más lo requieran.
 
Toda la clase política debe ser empática con el sentir de la ciudadanía. En los próximos días, presentaré ante el Congreso del estado una iniciativa de leypara que el financiamiento público estatal a los partidos políticos se suprimaen años no electorales,y es el caso de este 2017, y que este recurso se destine al fondo de contingencia de manera transparente.
 
Además Invito a los ocho municipios de la ZMG a sumarse, aportando para este fondo, el 50 por ciento del IEPS que reciban en el 2017 y por cada peso que los municipios aporten el estado aportará dos pesos.
 
Con este fondo, podemos ir con acciones que dupliquen acciones que ya a realizar,  con más de 30 mil beneficiarios al padrón de bienevales, entregaremos 60 unidades más este año para el transporte escolar en distintos municipios del Estado, apoyar a los sectores más vulnerables con el impacto de esta crisis con calentadores solares y focos ahorrativos, que generan un ahorro de hasta 70 por ciento tanto en el consumo de gas de una vivienda, además de ampliar la red de comedores en escuelas de educación básica y que estos ahorros ayuden en el gasto familiar.
 
Como cuarta medida he tomado la decisión de posponer la implementación del nuevo modelo de verificación. El objetivo no gravar más la economía familia con una nueva erogación.
 
Ello no significa que el estado sea omiso en la agenda ambiental que hemos venido impulsando a lo largo del sexenio, por el contrario, este año será de sensibilización y socialización de los efectos del cambio climático y la necesidad de mejorar la calidad del aire.
 
La quinta medida, vamos a gestionar ante la Federación apoyos incentivos y recursos para nuestro estado. Es preciso decirles que el próximo martes estaré reunido con el secretario de Hacienda para hacerle los siguientes planteamientos, el primero es que Jalisco
levanta la mano para convertirse en polo de almacenamiento de combustibles en el occidente del país.
 
Para ello, el gobierno estatal pondrá a disposición de la federación terrenos de propiedad estatal en la zona de los Altos, en otras regiones del Estado, así como incluir inversión privada que ya se han manifestado con interés algunos empresarios de Jalisco, paraconstruir la infraestructura necesaria para bajar los altos costos de distribución con pipa de las gasolinas y esto nos permitirá dejar de ser la entidad en donde más caro se vende la gasolina en el país.
 
De la misma manera, propondré al gobierno federal que emita un acuerdo al acuerdo 100-2016 publicado en el diario oficial de la federación para hacer extensivos los estímulos a la gasolina y el diésel a los sectores de trasporte colectivo urbano de pasajeros y al sector de transporte foráneo de mercancías, y así ayudar a los transportistas a contener el impacto, con estas medidas se contiene el lance en el transporte público y evitaremos el alza de precios de la canasta básica por especulación, es decir, una revisión de la distribución de un mínimo porcentaje del IEPS que habremos de poner Federación, estado y municipios.
 
Por último, en los próximos días estaré instruyendo a diversos miembros de mi gabinete a que realicen acciones puntuales que, si bien serán de menor impacto, en conjunto, podrán ser de gran ayuda a la economía familiar.
 
Son momentos de tensión en los que debemos alzar la voz sin perder la civilidad. Son momentos que debe de privar el interés de la sociedad y no caer en la tentación de convertir la indignación en una bandera política.
 
La crisis no se enfrenta con estridencia, no vence el que grita más fuerte, no vence el que lucra con el malestar ni el que ofrece soluciones que no están en sus manos y traslada la responsabilidad al de enfrente o al de al lado.
 
Hay que ser claros, 2017 será un año difícil, pero saldremos adelante. Mi gobierno cierra filas con la gente y con todo aquel que busque sumar en la causa común de mostrar el paso andando, de reclamar lo que en derecho corresponde, pero sin jamás detenernos.
 
El llamado está hecho, las cartas están sobre la mesa. Es momento de mostrar nuestra estatura desde clase política, el sector público, el sector privado unido, el sector del conocimiento, impulsando, apoyando, para beneficiar al sector social, a nuestras familias. Estoy seguro que hay muchos más motivos para la esperanza que para la decepción y les digo esto atestiguando una reunión donde los distintos sectores están a favor de seguir impulsando medidas de progreso, de no detenernos, pero también exigiéndole al gobierno que seamos implacables en el combate a la corrupción, a la impunidad, y en eso celebro la presencia de los poderes, tenemos una gran responsabilidad, debemos día con día ser autocríticos y mejorar nuestros procesos y procedimientos, esto para estar a la altura de la ciudadanía.
 
No vamos a postergar las soluciones que hoy nos determinan el cambio de época, entendamos a la sociedad y en su conjunto resolvamos con acciones concretas de corto plazo, viendo hacia el mediano plazo, para generar un mejor futuro a las presentes y a las próximas generaciones de este estado de Jalisco.
 
Muchas gracias a todas y a todos por su apoyo, muchas gracias a los medios de comunicación.
 

Autor: prensa
Fecha de actualización: 09 de Enero de 2017 - 02:16 PM