Discurso pronunciado por el Gobernador del Estado de Jalisco, Aristóteles Sandoval, durante la entrega del Premio Jalisco 2016.



Pronunciado por: 
Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, Gobernador del Estado de Jalisco
Fecha: 
Jueves, Diciembre 15, 2016

Muy buenos días. Qué difícil la verdad después Carmen, con ese extraordinario mensaje, muy sentido, que nos hace sentir orgullosos a todos los jaliscienses de esta gran tierra, cuna de la cultura, de la historia y de la mexicanidad.
 
Miriam, felicidades, a todos quienes eligieron con gran determinación y sobretodo, con una escrupulosa revisión, la decisión de reconocer a nuestra gente, reconocer el gran talento que tenemos en Jalisco.
 
Hace algunas semanas el escritor Mario Vargas Llosa definía el concepto de ciudadanos rabiosos. Señalaba que aunque paradójicos, se trataba de agentes de cambio social gracias a sus pugnas, luchas y reclamos, pero también aseguraba que estos ciudadanos tenían un sentido más positivo cuando se alejaban de la demagogia y sus demandas las canalizaban por la vía institucional.
 
Hoy podemos agregar algunas aristas más a ese término como la creatividad, el trabajo comprometido y la innovación en Jalisco Capital de la Innovación. Ejemplo de ello son ustedes, ganadores del Premio Jalisco 2016, que más bien son ciudadanos ejemplares. Es un privilegio acompañarlos a esta ceremonia, porque se trata de una condecoración a personas que hacen de lo extraordinario, algo cotidiano y con ello suman a la grandeza de nuestro estado, la cual radica sobretodo en cada obra, en cada acción de su gente.
 
Salvar, defender o embellecer la vida, son algunos de los méritos que reúnen a quienes se hicieron acreedores de este galardón, pero es aún más mérito que sea la propia sociedad las que los propuso para ser reconocidos.
 
Un aspecto que debemos de subrayar es porque habla de lo genuino de esta distinción. Ustedes son un referente para todos nosotros en cualquier terreno de la vida en la que nos desarrollemos, ya sea social, ambiental, deportivo, científico, cultural o claro está, político.
 
No es coincidencia que ustedes, mujeres y hombres, hayan desarrollado una labor sobresaliente en los ámbitos que nos hacen mejores personas y mejor sociedad, por ejemplo, cuando se es sensible al arte o a la arquitectura, cuando se cuida y se protege a nuestro medio ambiente, también si se compite limpiamente en una justa deportiva y cuando se cura una enfermedad o se previene. Asimismo se evita el contagio de otras personas. 
  
Con ese Premio Jalisco 2016 también hacemos un reconocimiento a  su labor que avala una trayectoria de trabajo, compromiso y disciplina, un acto sumamente necesario, también pertinente, en un tiempo como el que vivimos hoy, en el que hace mucha falta reconocernos y divulgar ejemplos como el suyo. Sus investigaciones, tratamientos, edificios, medallas, libros o fotografías, son parte ya del acervo de los jaliscienses y de los mexicanos.
 
Aunque ustedes son los autores intelectuales o materiales, ese patrimonio ya es de todos, podemos disfrutarlo hoy y al mismo tiempo dejarlo como nuestro legado a las futuras generaciones, se trata de una dinámica constructiva que requiere de más esfuerzo, dedicación y compromiso, que demás, es silenciosa y casi siempre sin reflectores, pero estoy seguro que rinde mayores satisfacciones, porque con pequeños cambios diario, colaboran de manera invaluable en una transformación más profunda, la que convertimos y de la que hacemos mejores seres humanos.
 
Por eso es que la reflexión del Premio Nobel de Literatura como lo señalaba Mario Vargas Llosa son muy adecuadas en este momento. Él asegura que es preferible erradicar la rabia de la vida de las naciones y procurar que en ella transcurra dentro de la racionalidad y la paz. He cierto que la ciudadanía rabiosa, es la que ha generado cambios positivos en la historia moderna de la humanidad, pero más reciente aún es el ejemplo que tenemos de que ese mismo descontento abrió la puerta al conservadurismo, a la normalización de expresiones fascistas y a la creencia equivoca, de que todo tiempo por pasado, fue mejor.
 
Por eso estoy seguro que la luz que arrojan ustedes, nuestros galardonados, con su labor, nos ayudará a vislumbrar mejores alternativas para nuestro bienestar y con ello procurar canalizar de manera positiva, como sugerí al principio, todas nuestras demandas.
 
Así juntos vamos a hacer de la vida institucional la forma de enfrentar juntos desafíos que tenemos como sociedad, guiados por ciudadanos que nos contagien con su ejemplo. Estamos orgullosos de ver el perfil, la trayectoria, la vida de cada uno de ustedes.
Felicidades a quienes los acompañan, a sus familiares, amigos, porque todos suman a este gran esfuerzo.
 
Gracias al señor Rector también que nos acompaña, porque hoy en Jalisco estamos trabajando unidos con un mismo objetivo, primero reconocernos en nuestras ventajas, porque hoy en el entorno mundial se acercan grandes retos, pero sobretodo, grandes oportunidades, y ahí si cada quien despliega, desarrolla su labor con convicción, con compromiso, juntos vamos a alcanzar nuestras metas, para poder conducir este estado al bienestar de miles de familias que exigen, que piden, que claman la atención, pero sobretodo, que claman resultados.
 
Hoy la comunidad cultural, intelectual, dentro del medio ambiente, deportivo, hoy estamos reunidos aquí los jaliscienses para reconocerlos, y así es como debemos de reconocernos en nuestras ventajas. Hoy México reconociéndose en sus ventajas y trabajando unidos, es como puede aprovechar estas ventajas para seguir creciendo, para demostrar que somos una sociedad de podemos, para demostrar que somos una sociedad de logros y hoy cada uno de esos ejemplos nos pone la muestra.
 
Así es de que muchas felicidades, este evento se realiza cada año, pero estoy seguro que sus familias y ustedes mismos se reconocen día con día.
 
Gracias por lo que han construido y sobretodo, este gran legado que dejan a los jaliscienses.
 
Muchas gracias.   
 
 

Autor: prensa
Fecha de actualización: 09 de Enero de 2017 - 10:51 AM